México lindo... Riviera Maya

Optamos ir a la Riviera Maya con uno de esos paquetes vacacionales con todo incluido, y la verdad, no me arrepiento. Llegas a la habitación y puedes disponer de todo el mueble-bar, comer a todas horas, bañarte en la piscina mientras disfrutas de un cocktail, bañarte en las paradisíacas playas del hotel sin tener que cargar con nada, etc. Eso sí, las excursiones las hicimos a nuestro aire y fue todo un acierto: haces lo mismo que en las contratadas en el hotel y te ahorras muchísimo dinero. Os cuento un poco el viaje: en la agencia contraté un menú sin gluten para el avión y no hubo el más mínimo problema (es más, comparado con el menú estándar salí ganando). Escogimos un hotel de la cadena RIU que contaba con cinco restaurantes diferentes para disponer de la máxima variedad posible en la comida. Al llegar al hotel me dirigí a la recepción y comenté cuál era mi problema. Inmediatamente, me presentaron a la señorita de recepción de los restaurantes y le notificaron mi enfermedad para que me tuviera fichada por si necesitaba ayuda. A continuación, me presentaron al comandante de cocina (allí cada uno tiene un rango…) y me dijeron que contactara con él para cualquier pregunta que me surgiera durante la estancia. Finalmente, me presentaron al chef y me estuvo informando sobre los platos que podía comer. Recuerdo que el comandante le sugirió que me hicieran pan artesano apto para mi, pero el chef dijo que el médico les había alertado que podían tener problemas de contaminación cruzada (vamos, que sabían de lo que iba el tema de la celiaquía…). Aún así, me ofrecieron la posibilidad de pedir verduras, carnes, etc. a la plancha. De todos modos no necesité pedir nada, había variedad de sobras: frutas, verduras, arroz, maíz, marisco, queso, tortillas de huevo, frijoles, carne y pescado a la plancha, y un largo etc. Me apodaron la “chica de las harinas” y no me faltó atención durante mi estancia. No me puedo quejar del trato que recibí.
En cuanto a la bebida, no encontré en ningún lugar cerveza apta para celíacos, pero tequils, piña colada, y daikiris los que queráis!!!
Respecto a las excursiones tampoco no hubo inconvenientes. Empezaba el día con un abundante desayuno, y como me llevé pan en la maleta lo rellenaba con comida del buffet por si no podía comer nada durante el día. A todas las excursiones que fuimos la comida estaba incluida y siempre había buffet libre (aunque con menos variedad que en el hotel). Aunque preguntaba lo que podía comer y lo que no, a veces no me fiaba demasiado y optaba por comer fruta y mi bocadillo. Al fin y al cabo, cuando llegaba al hotel había siempre un restaurante abierto para comer en cualquier momento, o sea que hambre no pasé. La mejor excursión que recuerdo fue a “playa paraíso”, cerca de Tulum. La hicimos por nuestra cuenta y como no es uno de los lugares que frecuentan las excursiones contratadas, al llegar estábamos en una playa paradisíaca casi solos. Además, pudimos comer pescado a la plancha tumbados en unas camas…fue increíble…

Conclusión: repetiría sin pensarlo.



















11 comentarios:

Alicia Paz dijo...

Vaya!!! Mira que soy de México y desconocía que en la Riviera Maya hubiera una cadena de hoteles que conocían del tema, a sido verdaderamente una sopresa muy grata.

Ojala pudieramos intercambiar links de nuestros blogs, te dejo mis enlaces, y muchas felicidades por haber creado el blog!!!

http://infoceliacos.wordpress.com/
http://celiacosenred.blogspot.com/

Ana dijo...

Hola Alicia,

la verdad es que yo fui la primera sorprendida y aunque no tenían un menú específico para celíacos, al menos el chef conocía de que iba el tema del gluten y se ofrecieron en todo momento a cocinarme lo que necesitara. Me dio la sensación de que no era la primera persona celiaca que pasaba por allí, por el comentario que me hizo del médico respecto al pan artesano y la contaminación cruzada. Eso sí, si vas explicales con detalle tu problemática (sobretodo al chef) por si a caso...
Ahora mismo incluyo tus blogs en mi lista y me paso a visitarlos!!
¡muchas gracias!

Ana

Pikerita dijo...

¡Genial tu blog!... Y ya es hora de que empiece a pensar en cruzar el charco.
Un besote... y por cierto... te enlazaré.

Ana dijo...

¡Muchísimas gracias Pikerita!! Te animo a que hagas el viaje porque vale la pena!!

bsos

Ana

Sonia Gluten Free dijo...

Paso para desearte lo mejor eneste año nuevo.
Salud y muchos viajes :-))))
un beso grande

Ana dijo...

Feliz año Sonia y a todos los lectores!!! un besazo!!

La Casa Sin dijo...

RIU es una cadena de hoteles muy concienciada con la dieta sin gluten; me alegra ver que más allá del charco sigue siendo un sitio de referencia para nosotros. Y bueno, después de leer tu entrada, seguro que me animo a hacer este viaje. Me he quedado con ganas de saber muuuucho más.

Matías dijo...

Felicitaciones por el blog! Verdaderamente los Hoteles en Riviera Maya ofrecen a sus visitantes servicios de primera gama para disfrutar de sus vacaciones, con atenciones exclusivas y todo el confort que se necesita para pasar unos días fascinante.

Recomiendo visitar este increíble destino de México.

Le Binxee dijo...

Paquetes Todo Incluido Riviera Maya

Cotufita dijo...

Hola! En cual de los Riu te hospedaste? Es que he leído el caso de una chica que se alojó en uno de ellos y su experiencia fue negativa..

Andrea Lopez dijo...

Es de los sitios más bonitos donde he estado, espero ver algunas ofertas Riviera Maya para este verano

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails